FeedFacebookTwitterYoutube

                       

Los móviles en el aula, a debate

El uso de los teléfonos móviles en las aulas se ha convertido en «un problema de salud pública», según el ministro de Educación francés Jean-Michel Blanquer. Acoso, fracaso escolar, grabaciones inadecuadas o tecnoadicción: a partir del próximo septiembre, los alumnos de entre 6 y 15 años lo tendrán más complicado, ya que no podrán disponer del móvil ni siquiera en los recreos.

Recibida con cierto recelo en el sector, aún es necesario estudiar la implantación de la medida: con 5.300 escuelas públicas y un promedio de 500 alumnos en cada una, implica la instalación de 3 millones de taquillas, según cálculos del sindicato de directores escolares franceses. «¿Vamos a transformar la escuela en una taquilla gigante?», se preguntaba el secretario del sindicato Philippe Vincent.

La medida era una promesa de Emmanuel Macron frente a la «guerra sin fin» de los maestros contra los smartphones. En teoría, el código de Educación francés ya recoge la prohibición del teléfono durante cualquier actividad docente, salvo los casos en los que el centro lo estime necesario. Pero en la práctica los móviles afloran por doquier. Según los datos del centro de investigación Credoc, ocho de cada diez adolescentes franceses tenía móvil en 2015, pese a que solo cuatro años antes la cifra era de dos de cada diez.

En España, los datos son similares, según un informe publicado por ABC. El Instituto Nacional de Estadística asegura que a los 10 años, un 25% de los niños tiene teléfono; a los 11 un 45,2%; a los 12, un 75%. Para cuando llegan a los 14, nueve de cada diez dispone de móvil.

Su presencia en las aulas españolas es incontestable. Cada comunidad ha ido regulando su uso en la escuela, la mayoría prohibiendo su presencia en clase, aunque dando cierta libertad a los centros educativos. Así ocurrió en Castilla-La Mancha en 2014. El uso de los teléfonos quedaba restringido «salvo en los casos previstos expresamente en el proyecto educativo del centro o en situaciones excepcionales, debidamente acreditadas».

Una normativa que se ha quedado corta para muchos centros, que en la práctica han ido más allá. Es el caso del Instituto Alfonso X El Sabio de Toledo. Allí primero prohibieron el uso del móvil en clase. Si se detectaba a algún alumno con él, se requisaba y solo era devuelto cuando los padres iban a recogerlo. «Pero no teníamos autoridad para quedárnoslo», explica Fernando López Luengos, profesor de Filosofía del centro.

Los roces con los padres, algunos casos de bullying con los dispositivos y su omnipresencia en el instituto acabaron desembocando en otra medida más restrictiva: la de vetar directamente su entrada en el centro. Encontrar uno supone la expulsión inmediata de su portador durante un día, incluso en el caso de los alumnos de Bachillerato. «Cuando implantamos la medida tenía mis dudas, pero ahora veo que es lo mejor», dice López Luengos. Solo se permite el móvil excepcionalmente en clases de tecnología o informática. «Una cosa es que usen el móvil, y otra es dejarles a ellos el control. Un adolescente no tiene la madurez para gestionarlo con responsabilidad», explica.

Acoso y grabaciones

«El mal uso de la tecnología no es culpa del adolescente, sino de los adultos», asegura por su parte Marrero. «Les hemos dado un Ferrari y luego nos hemos dado cuenta de que antes debíamos pedirles el carné de conducir». Pese a la normativa del colegio Arenales Carabanchel, Marrero es consciente de que algunos de sus alumnos introducen el teléfono en las instalaciones escolares. Estima que hasta el 15% de ellos. «Pero sería un error cachearlos. Solo si los sacan les sancionamos». Por ello, la clave es formarles. Dentro de las aulas a sus alumnos les esperan unas tablets. «La tecnología hay que meterla en el aula para dejar de llegar tarde», asegura.

Los profesores coinciden en que, aunque es necesario un código más concreto de buenas prácticas, son los centros los que deben decidir cuáles son necesarias. Y aunque el apoyo público es fundamental, dice, al final son los docentes y los padres quienes deben educar a los menores.

En el mismo sentido se pronuncia Sonia García, secretaria de comunicación del sindicato de profesores ANPE. No ven bien una prohibición, dice, aunque sí son partidarios de establecer unas normas de uso responsable. «Pero los centros deben tener autonomía», recalca. Porque aunque los dispositivos provocan distracciones, también ofrecen posibilidades educativas: «El profesorado puede enseñarles a recurrir a aplicaciones como el diccionarios de la RAE o a traductores».

Los padres, conscientes

Desde el otro lado del tablero, los padres también ven cada vez con mayor preocupación el rol que juegan los dispositivos. El presidente de Concapa, la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos, Pedro José Caballero, asegura que «la medida que han anunciado en Francia es la que reclamamos en España». El mal uso de las redes sociales, las grabaciones de agresiones o los casos de acoso suponen ya un quebradero de cabeza. «No es controlable. Estamos luchando contra el acoso y el fracaso escolar, y parte de la culpa está en los móviles», dice. Por ello, reclama que, «si no se llega a un consenso para prohibirlo entre todos, por lo menos habrá que regularlo».

Desde Ceapa, la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, Leticia Cardenal, no lo ve necesario, aunque reconoce que «podría estar bien». Al final, asegura, «dentro del aula el móvil no es necesario para nada».

Por su parte, el secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), Carlos Ruiz, ha señalado que "en este tema, como en tantos otros, es necesario un mayor diálogo  para estabecer debate en profundidad de la comunidad educativa sobre el uso de los teléfonos móviles en el aula".

Los profesores de la concertada recuperan su paga

Los profesores de la enseñanza concertada recibirán el próximo año el 50% de la paga extra de diciembre 2012, que les fue retirada para recortar el gasto público en los peores años de la crisis económica. Ciudadanos ha convencido al PSOE y ambos partidos presentaron una modificación conjunta a los presupuestos de 2018 en los que la Junta había “olvidado” incluir esa cuantía.

Los docentes de la pública, como el resto de los funcionarios andaluces, estaban incluidos en el calendario de recuperación de derechos pactado por el Gobierno andaluz y los sindicatos. Según lo previsto, los trabajadores públicos de la Junta han recibido ya la mitad de aquella paga extra y la cantidad restante les llegará con la nómina de febrero. Tras varios meses presionando, Ciudadanos logra incluir en este calendario a los casi 20.000 profesores de la concertada y, tras una inversión de ocho millones de euros, también cobrarán de forma íntegra la paga suprimida.

El coste se divide entre los 2.560.000 euros para los docentes de Secundaria, los 2.480.000 de Primaria, 1.120.000 de Infantil, 640.000 para los ciclos formativos, 240.000 para la Formación Profesional y 240.000 para Bachillerato. También hay 720.000 euros para los profesores de Educación Especial que trabajan en centros concertados.

Presentado el libro de estilo de comunicación y marketing para colegios

La primera jornada del XIV Congreso de Escuelas Católicas sirvió de marco para la presentación pública de un completo Libro de estilo de comunicación y el marketing en instituciones y centros educativos, que servirá de guía a los colegios concertados andaluces. El manual no sólo ayudará a los centros en su tarea comunicativa sino que contribuirá a potenciar a nivel global la comunicación oral y escrita de todos los que participan en el proceso.

En una era en que la comunicación es tan importante, parece increíble que se dedique tan poco tiempo a enseñarla y a cultivarla especialmente en los centros educativos. Hay que perder el miedo a hacer una comunicación profesionalizada que ayude a los centros educativos católicos a llevar adelante su misión, y que favorezca el encuentro y la inclusión.

Para ello el Libro de estilo de la comunicación y el marketing en instituciones y centros educativos, elaborado por Escuelas Católicas con la colaboración de un nutrido grupo de expertos de instituciones educativas, ofrece herramientas para trabajar la comunicación interna y externa; crear sentido de pertenencia; formar un equipo de comunicación profesional; analizar el entorno y el centro para trazar estrategias; cuidar la imagen corporativa; hacer un uso razonable de las herramientas del marketing; cuidar el mensaje, los destinatarios y los canales; así como recomendaciones para relacionarse con los medios de comunicación o para afrontar una crisis de comunicación. El texto, prologado por Carmen Bieger, directora de la Fundación ATRESMEDIA, concluye proponiendo un sencillo plan de comunicación para que los centros se animen a hacer el suyo propio.

Un libro práctico, con herramientas y consejos útiles para abordar la gestión de la comunicación y el marketing en un centro educativo, que parte de la premisa de que «todo comunica y todos comunicamos».

El libro se entregó físicamente a todos los asistentes al Congreso en Oviedo y se ha enviado a los 400 centros de Escuelas Católicas de Andalucía. Sin embargo, todos los interesados en tenerlo pueden descargarlo en pdf en el siguiente enlace: https://www.escuelascatolicas.es/wp-content/uploads/2017/11/libro_comunicacion_y_educacion.pdf

 

 

Nutrida presencia andaluza en el Congreso "Emociona"

Unos 400 representante de colegios andaluces han participado en el XIV Congreso de Escuelas Católicas que se ha celebrado en el Palacio de Congresos de Oviedo con la asistencia de más de 1.600 directores, profesores, titulares y miembros de la comunidad educativa bajo el lema “Emociona”, y que ha tenido como temática fundamental la comunicación y su influencia en el ámbito educativo. El secretario general de Escuelas Católicas de Andalucía (ECA), Carlos Ruiz, encabezó esta delegación regional.

Mira nuestro video resumen pinchando la siguiente foto:

Un congreso "emocionante"

El Palacio de Congresos de Oviedo acogió el pasado mes el XIV Congreso de Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) centrado en la tématica de la comunicación y su influencia en el ámbito educativo. En esta ocasión, bajo el título ‘Emociona’, contó con más de 1.600 directores, profesores, titulares de centros, y destacadas figuras nacionales e internacionales como ponentes.

Este congreso se organiza cada dos años y sirve a directivos y profesores de los más de 2.000 colegios de EC como lugar de encuentro para la puesta en común, la reflexión, el debate de ideas y el aprendizaje continuo en torno a la mejora de la enseñanza para los 1,2 millones de alumnos con los que cuenta en toda España.

En esta ocasión la comunicación fue el hilo conductor de un Congreso estructurado en tres jornadas en las que grandes figuras de la comunicación, la educación y la Iglesia pasaron por el escenario del imponente recinto diseñado por Calatrava para subrayar que todo comunica y todos comunicamos, más aún en el entorno educativo.

El congreso tuvo un nutrido plantel de ponentes que subrayaron la importancia de comunicar bien en la era de la comunicación. Juan Verde, Codirector internacional de la campaña para la reelección del presidente Obama; Monseñor Darío Viganó, Prefecto de la Secretaría para la Comunicación de la Santa Sede; Gustavo Entrala, creador de la cuenta oficial en Twitter del Papa; El Langui, actor y cantante de rap o Herny Jenkis, Decano de comunicación en la Universidad de California e investigador durante dos décadas en el MIT, entre otros, además de contar con la experiencia de directores y profesores de diversos centros españoles, entre ellos el Colegio Gamarra de Málaga. (consultar programa AQUÍ).

Todos ellos ayudaron a hilvanar un relato destinado a reconocer la comunicación como una de las herramientas fundamentales en la construcción de una educación adaptada a nuestro tiempo. Siempre poniendo el foco en la clave para que el mensaje acabe calando en los alumnos, la emoción. Porque, mejorar la educación es un objetivo emocionante, lograr que la educación emocione es el mejor objetivo.

Para ver las ponencias, pinchar en el siguiente enlace: https://www.youtube.com/playlist?list=PLiK-1Y3aDJQg3afAluSNcbkK8gQ2tFInT

En la inauguración del Congreso, el secretario general nacional de EC, José María Alvira, subrayó que “la clave no está sólo en la riqueza del contenido que comunicamos sino en el cómo lo hacemos”. Juan Carlos Pérez Godoy, presidente de Escuelas Católicas nacional, afirmó que “no hay encuentro sin comunicación y si ésta quiere ser efectiva tiene que tocar el corazón”. Además, recordó cómo el papa Francisco encomendó a la congregación salesiana a la que pertenece, que tenían que “estar en medio de los jóvenes, con el lenguaje que ellos mejor entienden, el del corazón”. Por su parte, el secretario regional de Andalucía, Carlos Ruiz, insistió en que “todos tenemos que hacer un esfuerzo para comunicar cada día la gran labor que realizan nuestros colegios por la educación, la cultura y la sociedad en Andalucía, y que no siempre sabemos poner en valor por una malentendida humildad”.

 

                                                                                        EMPRESAS COLABORADORAS

                                                                                  

                                                                                               EMPRESAS AMIGAS